Masonería: Escuela de formación del Ciudadano (Libro completo)

En Fritoline hay pocos Hijos de la Viuda, o tal vez ninguno. Y de poco serviría realmente pues la masonería al igual que la magia pocas veces es traicionada por sus practicantes.

Dado que toda la masonería está en el secreto ¿es la masonería un secreto?

La Masonería es una secta porque delimita un sector social (con saludos, símbolos y ritos propios), sin embargo, durante sus tres siglos de existencia ellos han rechazado este concepto y lo han reemplazado por el de “escuela de formación del ciudadano”, tal como aparece en el libro que compartimos, datado en la segunda mitad del Siglo XIX en España.

Así que según ellos, no son secretos y sólo son discretos (o a veces no tanto).

La obra adjunta debe leerse con cuidado, recordando que quien la escribe sólo nos ofrece una visión masónica; pero aprovechando toda la información contenida sobre el origen y evolución de la fantasía educadora que la masonería española y la masonería Universal ofrecía en el siglo XIX y predican a la fecha.

Comprender los objetivos e instrumentos específicos de la formación que dice dar a sus miembros dentro de las logias es fundamental para poder emitir cualquier juicio o abstenernos de hacerlo.

 

 

 

¿Algo qué decir?

Sobre el autor

Cassandra Crespo
Cassandra Crespo
Católica de nacimiento y Universalista de vocación, estudiante de Ciencias de la Comunicación por el día y fardo inamovible por las noches.

Creció en un hogar muy mocho pero en escuelas liberales; estudia la Biblia con Cristianos, asiste semanalmente a meditar al Centro Budista, cree en Lamarck sobre Darwin y todos los días reza mirando hacia Roma.
Ha pasado la vida tratando de racionalizar los ires y venires de las principales religiones y ritos iniciáticos que ha tenido la fortuna de conocer y estudiar, para sincretizarlos en su vida diaria.

No quiso ser monja sólo porque las monjas no se casan.
Su frase célebre es "En nuestra religión es un sacramento beber".