La Oscuridad es opcional…

Politica economia liberal
El razonamiento nunca ha sido una virtud muy popular pero a veces simplemente desaparece por siglos en culturas completas. El siglo XX fue un fracaso en la vida personal del 99% de la Humanidad que no pudo acceder a los beneficios de la época porque su estado de miseria comparable era mayor que la del siglo XIX.

Hoy, gracias al acceso público a viejas tecnologías la humanidad comienza a salir de una de sus épocas más oscuras donde el dominio de los medios perteneció a pequeños grupos de pocas opiniones.

El racismo, el sexismo y la lejanía espiritual que surgen como problemas hoy en día, son rezagos de los tres siglos de expansión Liberal, que acabaron con los antiguos imperios incluyentes e impusieron un falaz orden de papel; redactando donde podían manifiestos y declaraciones que hasta la fecha siguen despojando a las personas de sus vidas en varios niveles. Tres siglos educados en escuelas aislacionistas para ser esclavos de “otro mundo” que en cada documento que redacta se hace llamar “el Primero”.

Fritoline es la primera Webzine de la Sociedad de los Iluminados.
No apoyamos nada. Difundimos pensamiento.
Esto inevitablemente nos pone del lado opuesto a todas la tendencias Liberales que iniciaron con el “masonamiento” de América y que se mundializaron tras la caída del Tercer Imperio Alemán (llamada por ellos II Guerra Mundial).

¿Conservadores? No. Esa palabra es un cebo.
Los verdaderos Conservadores llevan muertos un siglo; sólo quedan Liberales Privatizadores y Liberales Socialistas: Derecha e Izquierda de un solo ente político. Nosotros somos otro ente político.
El Liberalismo no terminó con ninguno de los males que aquejaban a los imperios, y dígase de paso, tampoco nos trajo el mentado liberalismo económico que tanto pregona con su nombre: solamente trasladó al emperador a otro país, respaldando caciques locales con sus armas.




Hoy las comunicaciones son dominadas por Zuckerberg, Iger o Murdoch; la tricracia del armamento recae en Vladimir Putin, Donald Trump y Xi Jinping, cada uno con sus propios esbirros (¡Shalóm!) y de algún modo, nuestros padres y abuelos aceptaron que todo nuestro trabajo fuera intercambiados por cupones que cada día tienen menos valor (y no me refiero al dinero, sino a la divisa que nos venden como tal y que existe en perpetua devaluación); así que es mucho lo que nos queda por hacer, pero este es un comienzo formal.

Fritoline no existe para convertirse en una subcultura: es el inicio de un nuevo paradigma surgido de México para el mundo y basado en la riqueza de cada cultura con la recuperación de los valores que los Liberales se robaron y hoy nos quieren vender de vuelta. Creemos que podemos vender más que títulos basura como “10 señales de que eres más inteligente que la media” y demás.
Es esa la razón de nuestro nombre:

FREE TO LINE (Libre para definir) se convierte en “Frito” al trasladarse gráficamente al español (una lengua de escritura superior a la inglesa, donde la fonética sí tiene constancia: Fri-Tu-Lain).

Fritoline surgió como una granada de fragmentación cayendo dentro de nuestra trinchera y siendo lanzada hábilmente de vuelta a los agresores:

“En septiembre de 2016, tras meses o años de ver burda propaganda Liberal, un día nos decidimos a lanzar “antipropaganda” bajo el mismo formato. Fue un éxito.
Nos dimos cuenta de que existía una serie de temas que debían ponerse sobre la mesa. Temas de los que no se habla porque no siguen la corriente moral del entorno y que resultan básicos para comprender la coyuntura del país y del mundo.

¿Qué clase de cultura existe en una sociedad que cuando lee la palabra “masón” o “judío” sólo piensa en extraterrestres u Ojos Providenciales escondidos en las portadas de las estrellas pop? Es una sociedad que nunca ha abierto un libro sobre sí misma.
Demasiado trabajo para compartir por Facebook sólo un poco de información (52 publicaciones al año y vamos atrasados).

Sin embargo encontramos personas afines, que sabían poco o mucho sobre los temas que tocábamos pero que comprendían perfectamente lo que estábamos haciendo. Y decidimos hacer más.

Nuestras actividades individuales nos impidieron trabajar en este proyecto por un tiempo, pero finalmente nos sentamos a darle la importancia que algunos de nuestros lectores le habían dado y decidimos que si íbamos a continuar con Fritoline no sería bajo el sesgo ni el ridículo de nuestra competencia directa: Debíamos ser Superiores”.

Así que iniciamos una webzine, bajo este nombre.

De aquí en adelante, nuestras viñetas van acompañadas de artículos completos que expliquen la información que fácilmente se transmite en sociedades virtuales.
Fritoline fundamenta sus publicaciones en la razón y la objetividad, para la construcción de un nuevo orbe erigido en el pensamiento.

A nombre de todo el equipo editorial presentamos el primer artículo de la primera webzine tras tres oscuros siglos:

Bienvenidos a Fritoline.

¡La oscuridad es opcional!




¿Algo qué decir?

Sobre el autor

Rodrigo Alejo
Rodrigo Alejo
Nació en la Ciudad de México y estudió en las mejores escuelas que los exámenes de alveolos pudieron sustentar. La palabra "millennial" le da grima.
Metalista, armamentista y libredidacta, formado por el Escuadrón Prometeo, es Fundador de la "Sociedad de los Iluminados" y Jefe Editorial en Fritoline desde 2016.

Deja un comentario