La Mega Peda de CU

Según William Blake “El Camino de los Excesos conduce al Palacio de la Sabiduría”, pero siguiendo con la alegoría: una vez ubicado en el dichoso Palacio, aquel mismo viejo camino sólo te conduciría a un sitio y ese sería de vuelta a la misma ignorancia donde comenzaste.

Megapeda
¿Un ejemplo para el Mundo?

Cada semestre se realiza en Las Islas de la Ciudad Universitaria una fiesta clandestina llamada por el estudiantado “La Mega Peda”:

Se decreta “Ley Seca” en todo Copilco-Universidad y millares de jóvenes (y no tan jóvenes) se reunen a celebrar anárquicamente el Fin de Semestre de la Máxima Casa de Estudios. Si bien, es tema de un caluroso debate en redes sociales, la Mega Peda de la UNAM es una especie de “tradición” de boca en boca con orígenes más antiguos y efectos mucho más positivos de lo que comúnmente se podría pensar:

La Historia de la Mega Peda

Aunque la primera fiesta calendarizada en las Islas ocurrió el 1° de noviembre de 2013, la tradición es bastante más antigua:
En septiembre de 1974 dio comienzo la tradición de la “Quema de batas” de la Facultad de Química que aunque era un evento privado y controlado (organizadores, boleto, sonido, espectáculo y alcohol) poco a poco iría perdiendo control de sí mismo.

Tras la Huelga de 1999 las cosas cambiaron más rápido y comenzó a haber reuniones con “espíritu fiestero” en los estacionamientos o jardines de cada Facultad al final de cada semestre, dando comienzo la Fiesta de Polakas (alias de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales) donde al igual que la Quema de Batas se llevaba sonido y permitían el acceso a la comunidad de otras Facultades.

Fiesta de Polakas
Fiesta de Polakas

Los eventos fueron degenerando semestre con semestre, siendo cada vez más decadentes (agresiones sexuales en Química, Políticas e Ingeniería) provocando que para 2005 la Quema de Batas trasladara su tradición a una sede externa del Recinto Universitario.

De igual modo a partir de 2012 se hizo tradición cerrar la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales el último día de cada semestre para evitar que se llenara de borrachos propios y ajenos.

Entonces algunos listillos rentaban sitios cercanos (o no tan cercanos) para hacer ediciones pirata de la famosa “Fiesta de Polakas”.
Finalmente, el viernes 01 de noviembre durante la Mega Ofrenda de 2013, las Islas espontaneamente se llenaron de universitarios fiesteros que por primera vez exigían su territorio a los grupos de familias que, como cada año, comenzaban a arribar turísticamente sin importarles que fuera un día de clases.

Como si los intrusos no existieran, los estudiantes se sentaron a tomar cerveza y echar el toque como cada viernes, pero multiplicados.

Sentados en la oscuridad, entre ofrendas a Remedios Varo, eran descubiertos por familias de turistas atónitos y enojados que se quejaban en voz alta de que la Universidad estuviera llena de universitarios en viernes.
Pero algo curioso ocurrió: las autoridades no aparecieron y las luces instaladas no se encendieron. Entonces la efímera sociedad de borrachos eligió como baño una ofrenda en forma de laberinto y algún genio prendió fuego a otra horrenda pieza de cartonería que adornaba el evento. El animal humano en su máxima expresión.

Una noche surreal en memoria de una pintora que se habría revolcado en la tumba si su Mega Ofrenda hubiera sido la ordenada muestra de falsa cultura universitaria que se tenía planeada.

Basurero de la Primera Mega Peda: único que no se recogió en breve.
Basurero de la Primera Mega Peda: único que no se recogió en breve.

 

Mega Peda de Mayo Vs. Mega Peda de Noviembre

La Mega Ofrenda de 2014 se realizó en el Espacio Escultórico, dejando lugar a que miles de asistentes ocuparan Las Islas sin mayor pretexto que la “Mega Peda” (en obvia alusión a la Mega Ofrenda): Sonido, luces, cohetes y una ofrenda verdaderamente estudiantil para los desaparecidos de Ayotzinapa, con la ridícula consigna “los queremos vivos” adornando una ofrenda para 43 muertos:

Edición 3 de la Mega Peda
Edición 3 de la Mega Peda

Los estudiantes habían recuperado Las Islas en Día de Muertos. Desde los más estudiosos hasta los más fósiles estaban ahí, sin motivo aparente, sin convocatoria y sin una marca patrocinando el evento: sólo jóvenes que luchan cada día por el futuro, disfrutando por una noche de su presente.

 

Cuando llegó Mayo de 2015 algo ocurrió: una convocatoria lanzada desde Facebook para la “Tradicional Mega Peda de fin de semestre” anunció anticipada y públicamente lo que todos los estudiantes ya sabían: Se llevaría a cabo una tercera Mega Peda.

Esto despertó una serie de acalorados debates: universitarios y wannabe universitarios insistían (e insisten) en que es una blasfemia que se realicen fiestas en un recinto que muy, muy científicamente consideran sagrado.

Mega Peda Masiva

Entre los comentarios del evento de Facebook comenzaron a surgir “alternativas” para la Mega Peda: Fiestuchas que por una pequeña cuota de recuperación prometían todas las bondades de la original.

Incluso fue convocada en 2016 la Mega Peda Anticapitalista (jajaja) por un estudiante de Políticas que pretendía ganar votos para su entrada a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, con un evento pagado de presupuesto público y que finalmente sería, junto con la campaña, un rotundo fracaso.

Cuarta Edición de la Mega Peda
Cuarta Edición de la Mega Peda

La 3° Mega Peda fue la primera en anunciarse via Facebook, invitando a toda alma de la Ciudad de México. No es de sorprender que asistieran miles de personas, mismas que, como moscas, desaparecieron cuando comenzó a llover.

Unos pocos se quedaron creando un evento tranquilo, donde alguien tuvo la idea de lanzar al cielo nocturno globos de aire caliente. Todo bien.
Durante la 4° Mega Peda llevada a cabo en noviembre, un ejército de globos imitadores llenarían el cielo nocturno. Pero esta vez, los folclóricos entusiasmados no contaron con la suerte de la temporada de lluvias de la edición anterior y provocaron un incendio en la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel.

La Rectoría emitió un comunicado oficial para prohibir los globos de aire caliente
La Rectoría emitió un comunicado oficial para prohibir los globos de aire caliente

En mayo de 2016 se llevó a cabo la 5° Mega Peda, esta vez acompañada de un comunicado por parte de la Rectoría que prohibía tajantemente el uso de globos de aire caliente durante la Mega Peda para evitar nuevos incendios.
De los borrachos no se dijo nada.

 La Segunda Mega Peda fue la última que provocó tales daños.
La Segunda Mega Peda fue la última que provocó tales daños.

Graue contra el Estado de La Mega Peda 

Para el Día de Muertos de 2016 fue convocada nuevamente la Mega Peda, pero con la entrada del nuevo Rector, Enrique Graue, se presentó una actitud muy distinta a las ediciones pasadas: Desde muy temprano la explanada de Las Islas fue rodeada con un cerco de 1 metro de altura para formar un pequeño “campo de concentración” con control de acceso y una decena de coches vigilantes.
No importó.
La Mega Peda se trasladó entonces al Jardín de la Biblioteca Central y a los Frontones. Metástasis a la orden del día.
El evento se había vuelto imparable.

Un ejemplo para el Mundo

Los detractores de la Mega Peda no son tantos, pero destaca destaca el periódico El Universal que desde el inicio ha anunciado que es una fiesta de denigración y pecado que hace a los alumnos pelearse entre ellos porque la UNAM ya no es lo que solía ser y ha perdido los valores; insisten en que dicho evento mancha el buen nombre de la Universidad frente al Mundo. Nada más lejos de la verdad:
Las Universidades de mayor prestigio internacional hacen fiestas dentro del campus. A nadie le importa. Algunas hasta tienen sus propios bares en el interior.
Sin embargo, la gran diferencia es la presencia de roles indefinidos en la sociedad mexicana: aunque todas las Universidades cuentan con un personal de limpieza eficiente y agradecido, la Universidad Nacional Autónoma de México es la única donde, desde la Tercera Edición, los mismos estudiantes llevan bolsas de basura y hacen Comités de Limpieza para recoger tan pronto termina la fiesta. Sin siquiera darse cuenta de que cada día la Ciudad Universitaria está llena de pepenadores ávidos de material reciclable; los estudiantes limpian su desmadre.
Eso no ocurre en ninguna de las otras prestigiosas Universidades del Mundo:

Universidad de Harvard
Universidad de Harvard

 

Universidad de Georgia
Universidad de Georgia

 

 

Universidad de Stanford
Universidad de Stanford


Sobra hablar sobre las toneladas de material reciclable que queda en Las Islas al concluír el evento y que los pepenadores reunen muy agradecidos (misma basura que de otro modo terminaría regada por sitios de la ciudad sin ese nivel de recolección).

Por último queda el espíritu que motivó a autoconvocar una peda en el campus aquella noche de noviembre de 2013: la recuperación de los Espacios Libres de Marcas Patrocinadoras, los Comités de Limpieza y la muestra de que al menos todavía la Ciudad Universitaria no es un “Patrimonio de la Humanidad” sino un Patrimonio de los Universitarios.

 

Mega Peda

“Mi Casa es tu casa”

“Por mi Raza hablará el Espíritu”

¿Algo qué decir?

Sobre el autor

Michelle Padilla Dahl
Michelle Padilla Dahl
Nacida en Ciudad de México. Criada en Baja California Sur.
Tiene una obsesión con el Tiempo, con las langostas y con Édith Piaf.
Habla fluidamente inglés y francés pero le parece más elegante el español.
Reside en la Ciudad de México desde 2014.

Deja un comentario